“Ya es asunto político”: AMLO carga contra asesores del caso Ayotzinapa; heredará el caso

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) cargó de nuevo en contra de los asesores de los padres de los normalistas de Ayotzinapa al acusar que lo han vuelto “un asunto político” y que están en contra de su Gobierno.

Este jueves, al ser cuestionado sobre las acusaciones en su contra por parte de Vidulfo Rosales, abogado de los familiares de los jóvenes desaparecidos hace casi 10 años, de que -él- busca que fracasen en su lucha, respondió:

“Yo siento que ellos no han ayudado para encontrar a los jóvenes, que, al contrario, han enredado, han enmarañado más el problema. Y sostengo que lo han también politizado y están en contra de nosotros”.

Te podría interesar: México tendrá Día Nacional de la Manzana

Para luego enumerar lo que para él es el contubernio de la Oposición con las organizaciones que han acompañado casi una década al grueso de los familiares.

Dijo que hay actuaciones sospechosas por parte del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) o el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) dependiente de la OEA, al punto de que:

“Se van los de la asesoría internacional, y se enojan en vez de decir: ‘Se está terminando la impunidad’. Hay dos generales en la cárcel, está el procurador en la cárcel”.

Tras lo cual argumentó -sin pruebas- de que se está llegando al fondo de las cosas y que -ante los cuestionamientos de los padres, sus asesores y otros organismos- sobre el actuar del Gobierno en los últimos meses:

“No, pues ya está creando Andrés Manuel otra verdad histórica. Está igual o está peor que el gobierno anterior’. ¡No me importa!”.

Además de asociar la actuación de los asesores con políticos de regímenes anteriores:

“Ya los conozco. Los que son iguales son ellos, a los que se fueron, a los corruptos, simuladores. Nosotros tenemos principios, tenemos ideales”.

Pese a esto, el 3 de diciembre de 2018, en la firma del Decreto con el que se creó la Comisión de la Verdad y se inició una nueva investigación del caso, el anterior titular de la misma, Alejandro Encinas comentó:

“La Comisión retomará las investigaciones realizadas y emitidas por distintos organismos de derechos humanos (…) retomaremos los estudios del Alto Comisionado en Derechos Humanos de la ONU, la del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, que acompañó a los padres y madres de los muchachos desaparecidos”.

Heredará el caso

A la par, el presidente López Obrador reconoció que ya se le está terminando el tiempo de su Gobierno, y aunque cada 15 días se reúne con los encargados de la nueva investigación, él no va a cerrar el caso:

“Ya se me está terminando el tiempo (…) Pero desde ahora —lo escribí en el libro último— desde ahora sostengo que ese es un expediente abierto, nunca se va a cerrar, nosotros no lo vamos a cerrar”.

Te podría interesar: Acredita TEPJF uso indebido de recursos de Samuel García

Para a renglón seguido, comentar que continuará reuniéndose con los familiares de los estudiantes de la normal rural Isidrio Burgos, cuyo paradero no se conoce desde la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014, cuando desaparecieron en Iguala, Guerrero.

CSAS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *